Buenas sensaciones.

07 abril, 2008

Otro fin de semana más acumulando trabajo. Sobre todo tengo que hablar del entrenamiento del domingo que ha sido increíble y en el que decidí irme a Las Cañadas del Teide para correr en altura.

A las 6:30 a.m. estaba en el aparcamiento de El Portillo, el termómetro del coche marcaba 2º y era noche cerrada por lo cual después de abrigarme bien, me puse el frontal y a tirar kms. Justo detrás del bar salen varios senderos, yo cogí el que va hacia La Fortaleza. La verdad es que da una sensación un poco extraña ir sólo a esas horas por un lugar así, por un lado algo de “miedo” por la soledad y luego una sensación de “plenitud” al darte cuenta de que tienes un paraje de tanta belleza para ti sólo.
La vista era impresionante, con el Teide a mi izquierda, dominando todo el paisaje y por el que se veían subir algunas lucecillas que seguramente deseaban ver el amanecer desde el pico. Por otro lado, el sendero, sólo alumbrado por el haz de luz del frontal y el vapor que salía a través de mi buff y que me tapaba hasta las orejas.

Llegando a la Fortaleza pude apagar el frontal gracias a las primeras luces, curiosamente a los cinco minutos, tropezón y al suelo, no fue nada, algunos arañazos en el muslo y la rodilla izquierda, lo mejor es que no tuve que mirar a ningún lado, je,je, seguro que nadie me había visto.

Al llegar al Llano de Las Brujas, giro hacia la izquierda y proa hacia Montaña Blanca por el sendero nº22, el camino empieza llano para poco a poco convertirse en un auténtico muro al llegar al pie del Pico. La ascensión a Montaña Blanca, por supuesto caminando, se nota mucho la altura y encima sopla un viento de cara bastante fuerte que dificulta más la ascensión. Al llegar al cartel indicador con el cruce del sendero nº7, a 2530 m. de altura hago un cálculo del tiempo y decido volver para poder llegar a casa a tiempo. Decido hacer el regreso por el mismo camino y nada más comenzar a bajar al trote, una fuerte racha de viento me empuja fuera del sendero y casi me hace dar de nuevo con mis huesos contra el suelo, poco faltó.

Bueno, al final regresé al coche en poco más de tres horas sin más novedades, salvo algo de dolor en la planta del pie izquierdo que tenía tocada desde el día anterior en el partidillo de fútbol. Todavía no sé si podré entrenar hoy ya que todavía continúa el dolor. Sólo quedan 12 días para la Cruza.

 
 
 

Seguidores

Contacto

Si tienes alguna prueba a la que quieras dar publicidad, si quieres participar en algún entrenamiento, publicar algún reto que hayas llevado a cabo, una crónica, para lo que quieras, escribe a: tenerifetrailteam@gmail.com O en nuestro Facebook: http://es-es.facebook.com/people/Tenerife-Trail/100001735694971

Contador y Estadísticas